5 Reglas al Viajar Para una Carrera

Muchas veces tenemos oportunidad de competir en el lugar donde vivimos. Esto nos trae cierto confort pues sabemos que dormiremos en nuestra cama, tendremos la comida que nos gusta y probablemente nuestra familia o amigos estarán ahi para echarnos porras. Pero muchas veces es bueno también viajar a otro lugar para competir en un nuevo entorno. A mi en lo personal me encanta viajar y correr en nuevos lugares. Esto me da la oportunidad de hacer las dos cosas que mas disfruto en la vida. 

Si bien correr en un lugar nuevo es divertido y excitante, también es cierto que trae un nuevo conjunto de estresores, como el tiempo en el avión o autobus, dormir en hoteles y planear la comida previa a la carrera. A lo largo de los años, he aprendido muchas lecciones acerca de qué hacer y qué no hacer al viajar para una carrera. Les cuento de una vez que la mayoría de estas lecciones se reducen a una frase: no intentes con nada nuevo.

Aquí les dejo 5 consejos que pueden servirles si van a viajar para ir a una carrera:

1) Empaca lo importante en tu equipaje de mano

Si estás conduciendo, no es gran cosa pues traerás todo en el coche, pero si vas en avión es muy importante que el equipo que usaras al competir este contigo todo el tiempo.
Cuando competir en mi segundo mundial de natación (en Italia) yo llevaba mis trajes de baño, gorra y goggles conmigo. Mi buena amiga Belin puso todo en la maleta que documentó pues no quería ir cargando. Al llegar a Italia la maleta de Belín no llegó (las aerolíneas a veces cometen este tipo de errores) y le dijeron que probablemente llegaría en unos 3 o 4 días pues la habían mandado a Argentina! Cabe de mas decir que mi pobre amiga tenia un nivel de estrés que no necesitaba pues no sabia si iba a conseguir un traje de baño y goggles que le acomodaran bien, y si la Federación iba a traer mas gorra para competir. 

Empaca tu atuendo completo de carrera, incluidos los zapatos en tu equipaje de mano. Así sabes que si tu maleta por algo no llega, tienes tu equipo contigo. ¡No tienes un estresor adicional ni tener que comprar nuevo equipo o incluso zapatos nuevos!

2 Hidratar, hidratar, hidratar

¡Mantente más hidratado de lo que piensas! Cuando uno viaja (especialmente si lo haces en avión) tiendes a perder mas líquidos de los que lo haces normalmente. Pide que te den el asiento del pasillo, así podrás levantarte para usar el baño cuando sea necesario.
Un amigo de mi esposo solía no tomar agua cuando viajábamos porque no quería tener que estar yendo al baño o estar parándose en la carretera. . Si bien esto puede parecer un inconveniente es mas inconveniente llegar deshidratado y echar a perder todo tu ciclo de entrenamiento por no tomar agua suficiente al viajar. Piénsalo: Ya hiciste todo el trabajo duro, ahora lo único que tienes que hacer es cuidar los últimos detalles (que son los mas importantes!)
Mantente hidratado y bebe más de lo que creas necesario. No temas pedirle al asistente de vuelo más agua o agua extra. Y que no te importe tener que pararte muchas veces en la caretera!

3 Prevenir problemas estomacales

Un efecto secundario común de viajar son los problemas estomacales (que nadie quiere antes de una carrera). La prevención de problemas estomacales puede ser tan fácil como simplemente comer los mismos alimentos que generalmente comes. Es muy fácil detenerse en la tienda o restaurante del aeropuerto (o en el camino si vas en auto) y comprar cualquier cosa de comer porque “es mejor comer esto que no comer nada”. La realidad es que es super importante que mantengas tus mismos hábitos alimenticios (y horarios) los días antes de la carrera si sea que estés viajando o no.

Yo generalmente en mi equipaje de mano llevo una bolsa grande con los alimentos que necesito comer durante el dia. Llevo una bolsa con ensalada, un frasco con avena en polvo, un frasco pequeño con miel; granola, nueces, pasas, platanos… No me importa tener que ir cargándolo ni me importa que la gente a mi alrededor me vea raro cuando saco una bolsa de espinacas y me la empiezo a comer a medio vuelo. Esto es lo que mi estomago esta acostumbrado a comer y ya sé que si como algo de lo que me ofrecen en el avión o comida del aeropuerto me voy a sentir mal el día de mi competencia (cuando vengo en el vuelo de regreso es diferente, ahi no me importa lo que como porque ya pasó la carrera). Recuerda, como en el punto anterior: haz hecho todo el trabajo y entrenado muy duro. No lo eches a perder por comer algo que no estas acostumbrado.

Todo se reduce a una de las reglas de oro de la carrera: nunca intentes nada nuevo el día de la carrera.

4 Investiga todo

Antes de llegar a tu destino, investiga qué restaurantes y lugares están cerca de tu hotel en los que podrás comer. Haz reservaciones pues algunos lugares se llenan y no quieres estar la noche anterior estresandote por lo que compras o conformandote con comida rápida porque no tienes idea de lo que la ciudad tiene para ofrecer.

Se requieren aproximadamente 10 minutos de planificación para ahorrarte el estrés de los minutos previos a la comida. Habla al hotel, Pregunta si hay un supermercado cerca. Pregunta si el hotel tiene refrigeradores en el cargo y hornos de microondas donde puedas guardar tu comida (generalmente si preguntas te lo ponen en el cuarto sin costo adicional). Yo prefiero ir al super y comprar la comida a la que estoy acostumbrada que aventurarme a comer en lugares donde probablemente le pondrán aderezos y cosas a mi comida a las que mi estomago no esta acostumbrado. Tampoco me importa pedirle al mesero que me hagan mi comida de cierta forma (lo mas parecido a como la cocino en casa). Por lo general, si uno pide las cosas dulcemente y le explica al mesero el por qué necesita comer así (Vas a una carrera!) son accesibles y te ayudan.

5 Ten un plan posterior a la carrera

Si tienes familiares que se reunirán contigo asegúrate de que sepan dónde reunirse. Y aunque es super emocionante terminar una carrera, asegurarte de que tendrás tiempo para recuperarte, comer, hidratarte… En la carrera en la que califiqué a juegos olímpicos había planeado desde el día que llegué en que pasara lo que pasara me iba a ir a dar un masaje al terminar. Hice una cita para la tarde de ese día. Al terminar la carrera y después de ir al antidoping me fui a bañar (ya tenia preparadas sales de Epsom para la bañera pues ayudan a relajar los músculos) y tenia litros de agua listos para tomar (pues ayudan a que tus músculos se recuperen y te duelan menos). De ahi me fui a comer una hamburguesa (tenia que celebrar!) y acabe el día con un buen masaje. Eso me ayudo a que la recuperación post-marathon fuera mucho mejor.

Y tu, ¿Prefieres viajar a carreras o competir localmente?

Espero que esto les sirva. Los invito a que me sigan en Facebook (https://www.facebook.com/insightfulrunner/), Instagram (@InsightfulRunner), Twitter (@Tere Zacher) y en http://www.insightfulrunner.blog para motivaciones y tips de entrenamiento durante el dia.
Hasta la próxima!

Leave a Reply

Fill in your details below or click an icon to log in:

WordPress.com Logo

You are commenting using your WordPress.com account. Log Out /  Change )

Google+ photo

You are commenting using your Google+ account. Log Out /  Change )

Twitter picture

You are commenting using your Twitter account. Log Out /  Change )

Facebook photo

You are commenting using your Facebook account. Log Out /  Change )

Connecting to %s

Blog at WordPress.com.

Up ↑

%d bloggers like this: